¿Retener el talento?

octubre 29, 2019 0 Por hostelmedia

Retener el talento dentro de la organización requiere de planes de desarrollo y selección muy bien planificados.


Siempre he sido un defensor a ultranza de la cantera pero, si bien es cierto que tiene como principales valores el que se transmiten más fácilmente los buenos usos y el cariño a los colores de la camiseta, de generación en generación, no lo es menos que también pueden transmitirse errores y malas costumbre

Por Felipe Martínez Verde – Director Operaciones PalladiumHotelGroup División América

Hoy me apetece compartirnos otra de mis “filosofadas”.

Creo que todos tenemos claro que uno de los grandes retos de cualquier empresa, no ya hoy en día sino, me atrevería a decirlo, desde siempre, es la retención del talento.

Cómo me ayuda a explicar mis puntos de vista, suelo utilizar como ejemplo de lo que una empresa debería hacer para retener el talento es el fútbol.

Supongamos que un equipo quiere ganar la Champions, el mundial de clubs, la liga, etc., El ejemplo sirve para cualquier deporte y para cualquier equipo. Evidentemente, necesitará contar con el mejor grupo de jugadores posible,

Creo que hay tres opciones. A saber:

  1. Por la vía rápida, a golpe de talonario: Se busca a los que se considere mejores para cada posición y, si se tiene el pulmón suficiente, se echa mano del talonario y se fichan unos cuantos “galácticos”.
  2. La vía más lenta, pensando a largo plazo, se crea la estructura necesaria para contar de una cantera que vaya proporcionando jugadores sin parar, para cada posición.
  3. Una vía intermedia, tal vez derivada de las circunstancias de la propia competición, del entorno y, aunque se cuenta con una cantera potente, se van fichando algunos “cracks” que aporten al equipo lo que nadie de la cantera puede y, de paso, a lo mejor alguno de estos «cracks» se queda y apoya en la formación de las próximas generaciones de la cantera.

Siempre he sido un defensor a ultranza de la cantera pero, si bien es cierto que tiene como principales valores el que se transmiten más fácilmente los buenos usos y el cariño a los colores de la camiseta, de generación en generación, no lo es menos que también pueden transmitirse errores y malas costumbre. Así que, en un momento determinado, cambié al modelo mixto; es decir, un mix entre cantera y talento externo.

Siguiendo con el ejemplo de un equipo de fútbol, es posible que dicho talento “de fuera” sea fichado con mejores condiciones que los chicos de la cantera. Esto, en sí no es un problema si, cómo digo, se aporta y se genera valor pero puede llegar a serlo, en mi opinión, en dos momentos puntuales:

  1. Se demuestra que la incorporación de fuera no da el ancho con lo que no tiene mucho caso el mantenerlo en el equipo si no aporta lo que se espera de él.
  2. Si alguien de nuestra cantera estima que, llegado el punto, tras años de sacrificio, entrega y cariño por los colores, aporta al equipo tanto o más que el talento externo, probablemente, llegará a plantearse el cambio de aires. Y no sólo por un tema meramente económico, importante sin duda sino, quien sabe, incluso por un sentimiento de traición.

En resumen, creo que si una empresa quiere retener el talento con el que ya cuenta, hará bien en estar bien segura de que dicho talento se encuentra valorado tanto económicamente, de acuerdo a mercado, como desde el punto de vista humano. En este sentido hay muchas vías para hacerlo. Escuchar, creo que está claro, es una de ellas y, por supuesto, ser pro activo y en lugar de esperar a que el talento se queje, creo que conviene estar seguro de que podemos cubrir sus expectativas.

Cómo dice Tom Peters, y no puedo estar más de acuerdo:

  • Cuida de tu gente
  • La gente cuidará del servicio.
  • El servicio cuidará del cliente.
  • El cliente cuidará de los beneficios.
  • Los beneficios cuidarán de la re inversión.
  • La re inversión cuidará de la reinvención.
  • Y la reinvención cuidará del futuro.

Que ustedes lo disfruten. 

Síguenos y agradecemos tus
error20